Así detecta una máquina expendedora las monedas falsas

Así detecta una máquina expendedora las monedas falsas

0
Compartir

moneda

¿Nunca te lo has preguntado antes? Llevan años entre nosotros y con una probabilidad altísima siempre nos devuelven el cambio que toca (falta de cambio en el interior no se cuenta) y nos entregan el producto que habíamos marcado. ¿Dominarán el mercado en los próximos años? Si fuera así, ¿podría diseñarse alguna nueva moneda con el objetivo de llevarnos todos los productos a muy bajo coste?

No, es imposible engañar al sistema. En cuanto introduces la moneda por la rendija, una serie de filtros determinarán si es una pieza fraudulenta o se trata de una moneda verdadera por el importe del producto escogido. Así pues, en primer lugar deberá sortear el haz de luz de un láser, el cual identifica el tamaño de la moneda, permitiéndole saber al sistema de qué valor posee.

A continuación dos imanes depositados en una y otra pared son los encargados en determinar si lo que pasa por el medio son piezas de metal, característica propia de todas las monedas que hay en circulación con acuñación aprobada por los Estados en los que opera. El último paso, dependiendo del resultado anterior, es el encargado de desviar hacia una u otra dirección la moneda introducida. Es por ello que puede volver de nuevo al exterior de la máquina o introducirse en el hueco correspondiente del cajón.

La entrada Así detecta una máquina expendedora las monedas falsas aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios