Cuatro estrategias para recordar todo lo que aprendes

Cuatro estrategias para recordar todo lo que aprendes

0
Compartir

memoria

Seguro que te ha pasado alguna vez, estudiar mucho para un examen y a los 3 días no recordar ni la mitad de los temas que empollaste. Pues bien, en torno a este problema que se repite siempre, varias corrientes están de acuerdo acerca de cómo evitar que esto ocurra. No es que sea algo grave pero lógicamente si se ha perdido tiempo en aprender cosas nuevas, lo mejor sería que se retuviese todo en el ‘coco’, ¡al fin y al cabo el saber no ocupa lugar!

Por ello mismo, a continuación se van a detallar 4 estrategias que podrían servirte para retener y sellar todo ese conocimiento adquirido. ¿Estás preparado para tener la mejor memoria de tu círculo de amigos y familiares? Tan solo son unos sencillos trucos que, llevándolos a cabo, podrían dotar de unas estrategias para el aprendizaje increíbles!

Son únicamente 4 consejos pero imprescindibles si quieres en un tiempo acordarte de lo que aprendiste ayer. ¡Vamos allá!

Oblígate a recordar

recordatorios

¿Quién dijo que iba a ser fácil? Es muy importante sentir que te estás esforzando. Aún así… ¿notas que no tienes grandes avances? Eso es que lo estás haciendo bien. Los autores del libro Make It Stick, una de las corrientes más de acuerdo con esta política, afirman que si cuesta demasiado es porque se está haciendo bien.

Entre las diversas técnicas que pueden utilizarse es importante destacar el uso de post-its o tarjetas en las que se debe anotar los puntos más llamativos de la temática que se está estudiando. Así pues, con un vistazo rápido uno puede llegar rápidamente a lo que se quiere repasar sin tener la necesidad de estar sentado en el pupitre.

De hecho, ahora con un montón de apps descargables de forma gratuita, es muy sencillo poder crear tus propias ‘chuletas’ para el estudio en cualquier lugar. El acceso es muy intuitivo y de esta forma podrás tener siempre a mano un apoyo para refrescar la memoria con lo estudiado en el día de ayer.

No te dejes llevar por la lectura

lectura

Es un error que comete gran parte de las personas que a diario tienen que estudiar grandes materias. Dejarse llevar por el contenido porque utiliza un lenguaje, quizás, demasiado fácil puede provocar que se pierda el hilo de que lo que uno debe hacer es estudiar. Es por ello que se debe leer y después intentar recordar lo aprendido utilizando un lenguaje más intuitivo para cada uno de nosotros.

Caer en este error puede hacer que nuestro cerebro se relaje. Activarlo de nuevo es vital y por ello es importante hacer pausas sucesivas en la lectura para ver qué es lo que pone en el texto. ¿Parecía tan sencillo de verdad o es que hemos dejado de prestar atención casi sin darnos cuenta?

Es vital hacer autocrítica acerca de lo que se ha leído. Una vez finalizado este paso, es positivo intentar razonarlo con otras palabras y, por último, si se necesita memorizar, utilizar las técnicas de cada uno para conseguir el objetivo.

Busca el hilo de conexión entre lo nuevo y lo aprendido

aprendiz

Cuando se está estudiando una materia, lo más lógico es pensar que puede haber saltos de temáticas. Sin embargo, si se busca un tipo de conexión entre estos apartados podría ser más fácil el aprendizaje y su retención en el cerebro.

Otro consejo que suele funcionar es intentar conseguir relaciones personales con lo que se está estudiando. Puede haber frases que, ni repitiéndolo 10 veces, uno consigue memorizar o recordar. ¿Cuál es la solución? Utilizar algo que nos haya ocurrido alguna vez que tenga una relación directa con lo que se pretende retener.

De esta forma, cuando llegue el momento del bloqueo, se podrá subsanar recordando algo con lo que estamos más familiarizados.

Reflexionar acerca de cómo lo estás haciendo

pensar

Según un estudio llevado a cabo por la prestigiosa escuela de negocios Harvard Business School, reflexionar un corto periodo de tiempo al final del día acerca de cómo ha sido la jornada puede contribuir en la consecución de los resultados esperados.

Este análisis quiere decir simplemente que hacer un esfuerzo rápido y valorar qué se ha hecho durante el día estimula la memoria, lo cual es importante para encarar el día siguiente en el aprendizaje.

Así pues, intenta dedicar unos pocos minutos cada día antes de ir a dormir acerca de qué ha sido lo más importante que ha ocurrido desde que te levantaste por la mañana, ¡tu memoria lo agradecerá!

La entrada Cuatro estrategias para recordar todo lo que aprendes aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios