Permanece encarcelada durante 30 años por su propio padre

Permanece encarcelada durante 30 años por su propio padre

0
Compartir

encarcelada

¿Recuerdas la película ‘La habitación’? Una vez más, la realidad supera a la ficción. Katy Morgan-Davies ha estado, nada más y nada menos que 30 años rodeada del mismo círculo y encarcelada entre 4 paredes sin posibilidad de salir al exterior por las amenazas que estuvo diciéndole cada día su padre, el líder de una sociedad de culto que tenía lavados los cerebros de una serie de colaboradores.

Desde pequeña creció creyendo que ella era la culpable de, entre otras cosas, provocar terremotos y otra serie de catástrofes naturales. Sin embargo, esta actitud también se extrapolaba a accidentes provocados por la mano del hombre. A modo de ejemplo, según ha contado en una entrevista posterior a su liberación en 2013, su padre le hizo responsable de haber provocado la explosión del transbordador espacial Challenger en 1986.

Aravindan Balakrishnan fue su captor. El líder de esta organización ejercía un poder supremo y dictatorial sobre todos los que pertenecían a ésta. Actualmente está detenido y cumpliendo condena en la cárcel, acusado de una larga lista de delitos entre los que hay que destacar la violación y la retención de personas. Varias personas vivían bajo el mando del líder, el cual amenazaba, y esto es cierto, con hacer caer un rayo a todo aquel que se dispusiese a salir de las instalaciones que él controlaba.

Lo más llamativo de todo es que durante tres décadas se pudo mantener en secreto la realización de este tipo de prácticas. La mujer, actualmente con 33 años, nunca supo qué era un médico o un policía por lo que ha tenido que adaptarse precipitadamente a esta nueva situación. Este cambio tan brusco, sin embargo, es lo que ella había ansiado desde que comenzó a intuir que todo aquello que le ocurría no era normal.

Cuando era pequeña e iba madurando poco a poco, Balakrishnan le repitió continuamente que su nombre era Prem Maopinduzi y que su misión era ayudarle a que algún día gobernase el mundo. Puede decirse, por suerte, que eso nunca ocurrirá ya que cumplirá una pena de prisión por unos cuantos años. Ahora bien, ¿qué más ha ocurrido para que un documental ha estado grabándose para contar la insospechada vida de Karen?

La madre de Prem, bueno, mejor dicho Katy, murió en 1996, a consecuencia de una caída que por aquel entonces no delató qué es lo que ocurría en un piso cualquiera en mitad de Londres. La protagonista de esta historia recuerda cómo el día anterior a los sucesos, ésta recibió una paliza propinada por el líder, contando con la inestimable ayuda de los demás colaboradores de la secta. Qué casualidad que al día siguiente decidiese tirarse por la ventana en un intento de escapar, ¿verdad?

Lo más curioso de aquel episodio es que por aquel entonces, Katy no sabía que aquella mujer que murió en la caída era su propia madre. Esto es así porque una de las reglas que predominaban en la organización era no hacer distinción entre padres ya que todos debían cuidar de sus descendientes como si fueran uno más. Esta prohibición de crear lazos familiares provocó que se diese cuenta mucho después de que había sido su progenitora.

Ella, dentro de la secta, recibía un trato especialmente cruel. Creció sin recibir cariño alguno por misión personal del propio Balakrishnan. Él era su padre pero no quería que nadie supiese que había violado a una de las seguidoras de la secta meses antes de su nacimiento. Todo se debía a que su mujer no quería que supiese que había realizado esta miserable acción. ¿Cómo ocultarlo? Creyendo que su nacimiento se debía a una obra del líder espiritual de la secta.

Pese a que todo acabó un día del pasado 2013, aún cuenta con algún que otro seguidor que sigue inmerso en la burbuja que creó él mismo. Los demás que sí han intentado rehacer sus vidas han sufrido un calvario durante todo este tiempo y es que adaptarse tras estar sometido a reglas absurdas hace que después sea difícil aceptar todo lo demás.

Afortunadamente, Katy ha podido encaminar su vida, yendo a la universidad y adentrándose de nueva en una sociedad desconocida hasta hace 3 años. Según cuenta en el medio de comunicación, ha vivido este tiempo en un piso gracias a una ayuda estatal, habiéndose mudado hace un tiempo a una nueva vivienda, desde la cual sigue descubriendo nuevas facetas de la vida.

La entrada Permanece encarcelada durante 30 años por su propio padre aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios