Las 11 peores cosas que puedes hacer con tu dinero desde que...

Las 11 peores cosas que puedes hacer con tu dinero desde que cumples los 30

0
Compartir

Cuando cumplimos 30 años, las cosas cambian radicalmente en nuestra vida, tal vez ya tenemos una pareja estable, un trabajo y hasta, algunas veces, formamos una familia.

Esto da pie a errores básicos de los cuales no nos damos cuenta hasta que ya es tarde, como en el caso de nuestras finanzas, que con los 30 años, se vuelven caóticas al tener que administrar el dinero para muchos fines y en mucho lugares.

Por regla general, los expertos enumeran 11 cosas que debes evitar a toda costa si no quieres arrepentirte años después. Sin duda, la información que te presentaremos te ayudarán a plantear mejor tu futuro:

Ahorrar demasiado para la jubilación

Si bien, es importante ahorrar para que en la vejez dispongamos de un dinero para cualquier imprevisto, los expertos señalan que poner demasiado énfasis en esto es un gran error del que nos arrepentiremos después.

“Definitivamente muchos quieren maximizar el partido que le pueden sacar a los planes de jubilación. Pero hay otras compras importantes a lo largo de los próximos años, especialmente si estás comenzando a tener hijos o buscas comprar una casa, querrás tener un ahorro para eso”.

Por lo tanto, debes tener en cuenta un fondo para jubilación, pero como siempre, los excesos son malos, en este caso, podrías perder oportunidades muy importantes por falta de dinero.

Dar prioridad en la educación de tus hijos y olvidarte de tu jubilación

En este caso las cosas se invierten. Debes encontrar un equilibrio entre todas las inversiones que hagas, y la educación de tus hijos en una de esas inversiones, por lo tanto, debes de repartir tus fondos sabiamente y siempre pensando en los futuros hipotéticos, con sus respectivas ventajas y desventajas.

Los expertos indican que primero debes de asegurarte de tener el dinero adecuado para que pases tu vejez sin ningún problema económico grave, una vez logrado esto, ya puedes comenzar a juntar para la universidad de tus hijos.

Aunque, también puedes hacerlo al mismo tiempo, pero siempre teniendo en cuenta tus posibilidades económicas, sino todo se te puede venir abajo.

No informarte sobre un seguro

Una vez llegas a una edad donde eres responsable de una familia, tú como madre o padre, debes de pensar qué pasaría si algún día llegas a faltar sin previo aviso. Es mejor tener cubiertos los accidentes y cualquier otra mala jugada de la vida.

Es por eso que no sólo debes contratar un seguro, sino también buscar el que se adapte a tus necesidades, todo informandote lo más posible. No quieres que ni tú ni tu familia se lleven una desagradable sorpresa si algo llega a pasar.

Mucho más importante, seguro de discapacidad a largo plazo

Este tipo de seguro es más crítico que todos los demás, ya que las cifras alrededor del mundo indican que el 25% de personas tendrán una discapacidad que les imposibilite trabajar antes de llegar a la edad de jubilación, por lo que esté seguro te paga un sueldo si eso pasa.

Los expertos dicen:

“¡Evita la quiebra!”

No hablar sobre tu economía una vez te casas

Según los expertos, es necesario que haya una discusión sobre las finanzas personales una vez decidas unirte en matrimonio. Sin embargo, esto debe de hacerse muy temprano en tu vida como pareja, sino los dos lo lamentarán en el futuro.

Entre las decisiones a las que deben de llegar es sobre el cómo van a juntar sus sueldos y cómo van a gastar su dinero. Tal vez lleguen a la conclusión de que cada quien va tener su propio dinero, o tal vez lo junten. Esta plática, según los expertos, es muy importante, no lo olvides.

Gastar demasiado dinero en la boda

Muchas personas “malgastan” el dinero en una gran boda; lo que no sería un problema si hablaran sobre sus finanzas como pareja, sin embargo, la mayoría de veces no pasa.

En cambio, los expertos recomiendan hacer una boda más pequeña y usar el dinero extra, por ejemplo, en el pago inicial de una casa pensando a futuro. Incluso puede este ser su primer ahorro que servirá como un “colchón” económico una vez piensen en la jubilación, la educación de sus hijos y sus seguros de vida.

Todo el dinero al primer hijo

La emoción de los padres por el primer hijo, muchas veces se traduce en derrochar el dinero comprando ropa en exceso, cunas con aditamentos innecesarios y accesorios infantiles. Estos gastos no se nivelaran hasta después de un tiempo, pero mientras tanto ya han hecho un gran “agujero” al bolsillo familiar.

Por lo que lo mejor es comprar sólo las cosas necesarias y de las marcas justas, así, evitarás derrochar mucho dinero en cosas que quedarán inutilizables en unos meses u años.

Gastar mucho en vehículos

El problema con los vehículos, en especial con los coches, es su pronta depreciación, lo que quiere decir que año con año el precio del automóvil irá disminuyendo continuamente.

“La gente se aburre con los coches rápidamente. Siempre quiere un coche nuevo, lo malo es el pago de él”.

Por lo que los expertos recomiendan que debes de evitar la compra de un nuevo vehículo por lo menos en 10 años después de una compra; ya que no sólo te permitirá acumular más ahorros, sino también no mal pasarte con los pagos y terminar con deudas por todos lados. Así como comprar un coche a 5 años.

También recomiendan que compres un coche usado. Ahorrarás una buena cantidad de dinero, que podrás usar para invertir en los puntos anteriores.

Ir de nuevo a la universidad equivocadamente

Los expertos afirman que el regresar a la universidad para obtener una maestría o algo por el estilo, tiene un gran precio, que si bien; puede ser una gran inversión a futuro, algunas veces sólo causará problemas si no te defines correctamente.

“Si no sabes que vas a trabajar, ir la universidad y estudiar para algo incorrecto es un gran error del que te arrepentirás con los años. Por lo tanto, si tienes un trabajo estable y con grandes oportunidades de progreso, es entonces cuando debes de regresar a la universidad a especializarse en aquello que quieres obtener”.

Al mismo tiempo, recomiendan que trates el regresar a la universidad como tu segundo trabajo y como una gran inversión, así como, evitar que tus horarios choquen, incluso las horas libres, ya que descuidaras o el trabajo o la escuela y sólo perderás tiempo.

Trabajar sin futuro

Cuando cumples 30 años, **debes de tener un buen sueldo para hacer frente a los problemas económicos de un hogar y una familia, por lo que debes de prepararte desde este momento en que a esa edad tienes que ganar bien en tu puesto de trabajo, y así, trabajar en eso.

No sólo trabajar en un lugar donde obtengas dinero rápido, pero sin probabilidades de ganar más, ya que sería estancarse y perder todas las oportunidades, además de meterte en problemas financieros importantes.

Suponer que tendrás dinero en el futuro

Claro que el optimismo es una bueno, pero puede ser peligroso si te quedas sin hacer nada por tu futuro, especialmente cuando se trata de dinero.

Los expertos concuerdan en que muchísima gente tiende a asumir que tendrá más dinero en el futuro, lo que se convierte en un futuro hipotético irreal si no se actúa en el presente:

“La regla de oro debe ser vivir bajo tus posibilidades. Si no puedes permitirte el lujo de comprar un coche nuevo, puedes comprar uno usado y dejar el dinero que sobró en una cuenta de ahorro. Ahorra para el retiro antes que nada, y evita pensamientos consumistas: ‘tengo que comprar esto, esto y esto, y lo que quede, lo voy a guardar’. Invierte en tu futuro en primer lugar, mientras, al mismo tiempo, te aseguras de que tu presente es seguro”.

La entrada Las 11 peores cosas que puedes hacer con tu dinero desde que cumples los 30 aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios