Las teorías que explican por qué el cerdo de Moana la abandona

Las teorías que explican por qué el cerdo de Moana la abandona

0
Compartir

Moana fue una de las películas animadas más importantes en 2016. Narra la aventura de una adolescente con espíritu libre, llamada Moana, mientras se embarca a través del océano pacífico con el fin de salvar su pueblo.

Además, de la personaje principal, Moana, se nos presentan dos animales que podrían haber tomado importancia como la próxima pareja animal estrella de Disney: HeiHei, el gallo y el cerdo de Moana, Pua.

Sin embargo, el cerdo sólo tuvo algunos pocos minutos en pantalla, lo que confundió a los que vieron la película, ya que no se trató de explicar lo que pasó con este simpático animalito.

Esto es más raro cuando se ven las fotos promocionales, en donde se le podía ver en el pequeño bote en su travesía por el océano, pero esto nunca sucede.

Lo bueno es que muchas personas notaron con extrañeza este detalle y formularon sus propias teorías. Lo malo es que algunas de ellas plantean un destino poco afortunado para el cerdito de Moana. Así qué no te las pierdas.

1. El cerdo nunca existió

Pua es el único cerdo que se le puede divisar en la isla en donde se plantea la historia, unido a que actúa de forma muy parecida a un perro, podríamos suponer que al menos los niños de la isla jugarían con él un poco, pero esto no pasa, ya que la mayoría de la gente de Motonui lo ignora.

Así, esta teoría plantea la posibilidad de que Pua sea un amigo imaginario de Moana, ya que en la historia podemos ver que no tiene muchos amigos.

Esta teoría también dice que Pua es un símbolo por la falta de aprobación que tiene Moana de sus padres, así que cuando se embarca en el viaje, olvida este impedimento, por lo que Pua desaparece sin dejar ningún rastro aparente.

2. Pua es el abuelo de Moana

Si la abuela puede convertirse en una mantarraya, por qué el abuelo no lo podría hacer en un cerdito. Esto es algo que no es explicado en la película, sin embargo, explica el porqué no ir en el viaje junto con Moana.

Una vez el abuelo de Moana hubiera sido testigo de las oportunidades que su querida nieta podría obtener, decidió dejarla sola en la búsqueda de su destino, por lo que simplemente se alejó para no interponerse.

Pero, ¿por qué no ha revelado su identidad a Moana? Pues tal vez podría ser una secuela para la historia.

3. El cerdo es Maui

En la película nunca se les ve a los dos juntos, y, además, tienen muchas similitudes tan obvias como para no notarlas: ninguno de ellos sabe nadar, ambos son muy enérgicos, y los dos se llevan muy bien con Moana. Y los más importante, ¡Maui se puede transformar en animales!

4. Pua siempre estuvo ahí

Como todos lo anuncios de la película afirmaron, Pua estuvo en la barca todo el tiempo, lo que significa que ante todos los eventos peligrosos que sucedieron en la gran travesía, se quedó bajo cubierta con el fin de protegerse O incluso estuvo todo el viaje mareado por las olas y se rehusó en salir, esto explicaría por qué no se le ve hasta el final de la película.

5. La trama gira en el vegetarismo de Moana

En la película se le puede ver a Moana comiendo carne de cerdo, mientras que su mascota, Pua, la mira extrañado y un poco horrorizado.

Esto hizo pensar a muchos que toda la película habla sobre la transición de Moana en el vegetarismo, siendo Pua una simple ilusión que se presenta cuando tiene culpa de comer carne.

Lo que ha hecho que esta teoría tomara fuerza es que la propia canción de apertura de película es una gran analogía a la carne, donde el coco se presenta como la “carne”. Así mismo, se enfrentan con un monstruo llamado “Te-Ka” hecho de carne cocido, al mismo tiempo, este nombre se convierte en un anagrama de “steak” que en español quiere decir “filete”.

Se encuentra con un diosa hecha de hierba y flores, según la teoría, es aquí donde Moana descubre que tiene que convertirse en vegetariana. Por lo que regresa a casa y la ilusión, Pua, la perdona.

La entrada Las teorías que explican por qué el cerdo de Moana la abandona aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios