Una cicatriz de por vida por culpa de una cesárea

Una cicatriz de por vida por culpa de una cesárea

0
Compartir

Los partos por cesárea pueden tener sus complicaciones, como es normal en todas las cirugías, pero cuando se ve que un bebé sufre un corte con el material quirúrgico no es para menos asustarse, pues la vida del recién nacido puede estar gravemente comprometida y se deben tomar las medidas necesarias de inmediato.

Sin embargo, hubo un caso muy particular en el 2016 en Escocia, donde parecía que todo estaba destinado a salir mal desde el principio hasta el final del parto, porque Emma Edwards, de 21 años de edad, después de ir al Hospital Raigmore para una cesárea programada, no pudo ser atendida y postergaron su parto para cuando terminara el fin de semana.

Emma se empezó a sentir mal la madrugada del lunes y se le rompió la fuente, lo que obligó a la pareja a ir de inmediato al hospital. Tardaron tres horas en llegar y un poco más para que la atendieran y le hicieran la cesárea. No obstante, algo salió mal en el procedimiento, la bebé sufrió un corte en la cabeza y los médicos salieron corriendo con la niña hacia la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales para “atenderla”.

Te podría interesar: Las fotos de este bebé se han hecho virales por una curiosa razón

La pequeña llamada Karmen, sufrió una cortada en su lado izquierdo de la cabeza por un cirujano al nacer, pero el doctor para justificarse dijo que el corte fue debido a que la madre nunca dijo que ya se había roto la fuente y al cortar la lastimó, aunque en el historial de la mujer sale claramente que ella lo mencionó tan pronto entro al hospital.

Y por si fuera poco, Karmen tuvo que esperar 24 horas para que le saturaran la herida, puest que, sorprendentemente en el hospital no había un cirujano plástico que la atendiera enseguida. Algo totalmente indignante para la familia de la bebé, y no es para menos, ya que normal es que las heridas se saturen lo antes posible.

Obviamente comenzaron las investigaciones sobre el caso por parte de NHS Highland, pero los resultados fueron “revelados” a la prensa después de un año del acontecimiento, donde informaron únicamente algunas medidas que se realizaron para cambiar los informes de seguridad que los cirujanos deben acatar antes de operar, incluso sobre la comunicación entre el personal y los pacientes con sus familiares.

Aunque Emma afirma que en ningún momento se han comunicado con ella y que no dan mucha información tampoco, cosa que los tiene demasiado molestos, por lo que su familia hablará con sus abogados porque consideran que los cambios que han hecho son porque están admitiendo que cometieron un gran error en la realización de la cesárea donde su hija se vio afectada.

Échale un vistazo a: Polémica en las redes por la foto de un bebé con un «piercing»

Sin duda, es muy lamentable lo que le sucedió a la pequeña y el gran susto que pasaron sus padres, pero lo peor del caso es que fueron incapaces de ponerse en contacto con la familia después de un suceso de negligencia en la cesárea que le dejó una cicatriz de por vida a Karmen. Y que la pequeña tuviera la herida abierta por un día entero fue algo muy preocupante obviamente, por suerte no le pasó nada grave a la niña en ese proceso tan desastroso.

Y por si crees que casos como estos son infrecuentes, pues varios estudios han determinado que el riesgo en una cesárea de que un bebé sufra una herida es entre 1,9% y un 3,12%, porque como se dijo al principio, en toda cirugía puede haber una complicación y traer resultados lamentables si no se realiza como es debido un procedimiento tan delicado como un parto por cesárea.

La entrada Una cicatriz de por vida por culpa de una cesárea aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios