La echan del trabajo por ser «demasiado mona»

La echan del trabajo por ser «demasiado mona»

0
Compartir

Hay varias razones por las cuales una persona puede ser despedida. Pero la más lamentable es cuando ocurre por un acto de discriminación, ya sea por raza, sexo, preferencias sexuales, e, incluso, por ser demasiado atractivo.

Esto último pasó en el estado de Iowa, en los Estados Unidos, donde la terapeuta masajista Dilek Edwards, fue despedida en el año 2013 por el quiropráctico Charles Nicolai y su esposa, Stephanie Adams.

De acuerdo con el alegato de Nicolai, el motivo por el que la despedía era porque su esposa se había vuelto celosa de que Edwards fuera “demasiado mona”. La mujer de 33 años decidió interponer una demanda por discriminación de género en su contra.

Sin embargo, en el 2016, el término “mona” fue rechazado como causante de discriminación, por lo que no era una razón legítima para despedir a alguien. Edwards apeló la decisión, y este año, un panel la respaldó anulando la decisión anterior.

El juez David Friedman, quien forma parte del panel de apelación, declaró que Edwards fue despedida solamente porque la compañera de negocios de Nicolai creía que su esposo estaba sexualmente atraído a Edwards. Para Friedman, el ser despedida sin ninguna otra razón más que la creencia de Adams de que Nicolai se sentía atraído a su empleada, es causa de discriminación de género bajo la Ley de Derechos Humanos del Estado de Nueva York.

La entrada La echan del trabajo por ser «demasiado mona» aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios