Por qué no deberías aguantarte los estornudos

Por qué no deberías aguantarte los estornudos

0
Compartir

El estornudo es una acción natural del cuerpo que tiene la intención de expulsar un agente de la nariz, pero, para algunas personas, resulta algo antihigiénico y procuran evitarlo, lo cual puede traer graves consecuencias físicas.

El doctor Wanding Yang elaboró un informe titulado “Chasquear, crujir y estornudar: cuando estornudar lleva a que el cuello cruja” en donde explica los riesgos de aguantar un estornudo, citando el caso de un hombre de 34 años de edad y residente en Gran Bretaña.

El sujeto, cuya identidad se mantuvo anónima, se pellizcó la nariz y tapó su boca con la intención de evitar que el estornudo saliera expulsado, pues piensa que es muy antihigiénico estornudar en la atmósfera o en la cara de alguien.

De inmediato, sintió una sensación de “estallido” en su cuello, pero no fue hasta horas más tarde que empezó a sentir dolor, hinchazón y su voz cambió, por lo que fue llevado de inmediato al hospital donde contó lo ocurrido.

Los médicos notaron la hinchazón en el cuello, pero, al analizar el tejido blando del cuello, escucharon chasquidos y crujidos. Yang dijo que esto se debió a burbujas de aire entrando en los músculos del hombre y profundamente en su tejido.

Tras unas pruebas se encontraron estrías reales de aire en la región retrofaríngea y un enfisema quirúrgico extenso en el cuello anterior a la tráquea. Lo que pasó es simple: al tratar de evitar estornudar, se provocó un pequeño agujero en la garanta.

Por fortuna, el daño no fue tan grande y el hombre no necesitó cirugía, pero sí debió internarse, tomar antibióticos y alimentarse con una sonda durante 7 días, hasta que fue capaz de consumir alimentos suaves.

El doctor Adam M. Klein, director del Emory Voice Center y jefe de la división de laringología en el departamento de otorrinolaringología, recomienda que, si se quiere estornudar, no se obstruya de ninguna manera la nariz ni la boca.

Lo mejor es hacerlo en la parte interna del codo, no en la mano, pues la presión almacenada en los pulmones logra expulsar el aire a una velocidad de 160 kilómetros por hora, y sin una forma de salir, es normal que se dañe algún otro órgano.

La entrada Por qué no deberías aguantarte los estornudos aparece primero en Me Asombro.

No hay comentarios